Mujeres de Confiar

Yaneth Gallego Betancur: la Mujer de Confiar que dirige el festival de cine Ojo al Sancocho

Por 14 abril, 2019 octubre 18th, 2019 Sin comentarios

 

Yaneth Gallego Betancur

Por Angie Carolina Cardona

En Mujeres Confiar visibilizamos el trabajo de las mujeres que le apuestan a  la transformación del mundo a través del trabajo comunitario, la educación popular y las prácticas solidarias; Yaneth Gallego Betancur es la nueva delegada de Confiar por la Agencia de Bosa en Bogotá y aquí queremos destacar su trayectoria de vida y su trabajo.

En el 2018 en Confiar se eligió la delegación que representará a la Cooperativa en la Asamblea General entre 2019 y 2021. De los mejores resultados en términos de igualdad de género, es que las mujeres aumentaron su participación como delegadas pasando del 35% al 47% de la delegación actual. Para Bogotá fueron elegidas 9 mujeres, entre ellas Yaneth Gallego Betancur, gracias a su compromiso con el cooperativismo y con las prácticas de economía solidaria.

Para Yaneth, quien nació en Aguadas, Caldas, tener una herencia campesina muy arraigada y un espíritu viajero, alimentado por su madre quien la llevó de pequeña a recorrer el eje cafetero, son los sentires que la han ido llevando al cooperativismo, encontrando en este una alternativa al funcionamiento tradicional de la economía capitalista, reivindicando la dignidad de la vida y los derechos humanos.

Yaneth estudió Pedagogía Infantil con énfasis audiovisual, y es cofundadora del Festival de Cine Comunitario Ojo al Sancocho en donde se ha desempeñado como gestora cultural, productora de cine y como directora del festival realizado en la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá. Junto con sus compañeros Daniel Bejarano y Alexander Yosa Moreno, sembraron las semillas de este proceso comunitario en el 2005, buscando la democratización de la cultura audiovisual a través de la educación popular.

Recordando los inicios, Yaneth nos cuenta: «comenzamos con Sueños Films Colombia en el 2005; en el 2007 me decidí finalmente por estudiar Pedagogía Infantil y el énfasis audiovisual surge al principio de la carrera cuando me proponen hacer una tesis desde el inicio, y ahí es cuando me viene la idea de crear una escuela audiovisual infantil, se lo propuse a mis compañeros y al día siguiente empezamos a gestionar lo necesario para la materialización de este sueño». Así es que para finales de 2007 se crea la escuela de cine comunitario y en el 2008 iniciaron con la primera versión de Ojo al Sancocho que llega a su 12° versión este año.

Sala de cine PotoCine

Otra de las facetas más importantes en la vida de Yaneth es ser mamá de tres «Marías», como llamó a sus tres hijas: María José, Laura María y Luna María, quienes también asisten al proceso de escuela popular de cine comunitario. «Fui mamá a los 21 años, pero solo percibí su significado la primera vez que mi hija mayor me llamó ‘mamá’; eso me marcó la vida porque entendí las implicaciones de ser madre. En ese sentido creo en la educación y especialmente en la educación popular, porque pienso que tenerlas muy bien cuidaditas en sus primeros 10 años, hace que no tenga que cuidarlas tanto el resto de la existencia» expresó Yaneth. «En ese sentido con mi compañero hemos elegido un espacio de trabajo en el que podamos estar con ellas, llevarlas a muchos eventos y que realmente ellas sientan que son importantes en nuestra vida».

Para Yaneth es muy importante que sus hijas sean partícipes del proceso comunitario, pues esto les brinda herramientas para la vida, para aprender a relacionarse y a convivir con los demás desde el respeto a las diferencias. De hecho al interior de la escuela se incentiva el desarrollo de proyectos de vida desde la primera infancia hasta la adultez tardía, con el propósito de soñar en grande y transformar el contexto y los imaginarios negativos que existen sobre Ciudad Bolívar; al mismo tiempo el aprendizaje de lo audiovisual, fomenta en sus participantes una reflexión autónoma sobre las problemáticas que les rodean y las posibilidades para transformarlas.

En ese propósito de transformar imaginarios sobre Ciudad Bolívar, el festival internacional Ojo al Sancocho le apuesta a que durante ocho días, personas extranjeras y nacionales se queden dentro de la localidad, viviendo y compartiendo con las familias, «al principio pensaban que estábamos locos porque los festivales de cine supuestamente no son para estos lugares, que no son turísticos pero sí estigmatizados; para hacerlo posible empezamos a promover las economías solidarias con la comunidad para gestionar los hospedajes y la alimentación de los invitados» expresó Yaneth.

Confiar en la Cultura

En este proceso en el 2016 se creó la sala de cine popular y comunitario PotoCine en el barrio Potosí de Ciudad Bolívar. «Confiar nos apoyó para poder realizar el festival dentro de  esta sala pues nos faltaban muchos arreglos para este espacio. Otro de los motivos por los que estoy enamorada de Confiar es porque a través de Sueños Films Colombia, una chica del proceso tiene una beca para poder estudiar trabajo social. Empezamos a sentir que somos aliados estratégicos y ahora nos apoyan también con el festival. Para mí Confiar ha sido bien bonito» dijo Yaneth Gallego Betancur.

Y aunque ella quiere mucho a Confiar nunca se había planteado seriamente ser delegada, para Yaneth es evidente que el cooperativismo y la economía solidaria son un núcleo común entre Confiar y Ojo al Sancocho. Se lanzó como candidata por la insistencia de varias personas aunque pensó que no quedaría entre las elegidas «pienso que para las para las próximas elecciones sí voy a ir súper segura, en este momento estoy agradecida con las personas que me invitaron fervientemente y con la vida también por poder hacer parte de una organización social como Confiar por el impacto social que tiene» nos contó Yaneth.

Yaneth Gallego Betancur se define así misma como una mujer leal a sí misma en las cosas que piensa y hace. Se identifica con el arcoiris porque representa variedad y apertura, y cree firmemente que «soñar es la forma de resistir en esta vida». Su sueño a futuro es crear una escuela mucho más grande, con otras áreas de conocimiento además de lo audiovisual y que tenga un enfoque realmente campesino y no simplemente campestre en donde pueda ampliarse mucho más la propuesta popular.

La Cooperativa Financiera Confiar en la ciudad de Bogotá también tiene alianza cultural con la Corporación Colombiana de Teatro apoyando el Festival Alternativo de Teatro.

Compartir:

Déjanos tu opinión