Cultura

Hombres que cuestionan hombres: 6 experiencias que lo demuestran

Por 18 agosto, 2019 octubre 17th, 2019 Sin comentarios

De izquiera a derecha y de arriba a abajo: Masculinidades sentipensantes, Caballito de Mar, Colectivo hombres y masculinidades, Manes a la Obra, Círculo de Masculinidades REDAJIC y Colectivo de Nuevas Identidades Masculinas

Muchos hombres de hoy han encontrado en el ejercicio de una masculinidad alternativa la manera de apartarse de aquellas formas tradicionales de masculinidad  basadas en la dominación y el control, y desde esta perspectiva han explorado otras maneras de ser y vivir en mayor armonía con el entorno, la naturaleza, las mujeres y otros hombres. 

 Por Sandra Valoyes Villa y Angie Cardona

En Colombia existen y han existido múltiples iniciativas de hombres que de manera individual o colectiva han cuestionado los impuestos de la masculinidad hegemónica. Javier Omar Ruiz Arroyave cofundador del Colectivo hombres y masculinidades de Colombia, con una historia de más de veinte años en el país, ve un germinar muy amplio de propuestas de hombres críticos frente a la masculinidad tradicional, para dar un ejemplo, sólo en la ciudad de Bogotá, el profesor hace un conteo de 14 iniciativas; aunque lo que más destaca es que «cada vez más estos grupos van creando acciones propicias para una masculinidad no violenta, también han ganado en los territorios una mayor conciencia sobre los derechos de las mujeres y cada vez más se ha ido posicionando en el ámbito público como en los planes de desarrollo y alcaldías, la importancia y necesidad de trabajar el tema de las masculinidades o trabajar con hombres» dice Javier Omar.

Una expresión de esta acción colectiva es que desde el año 2011 se celebra en Colombia el Día de las Masculinidades por la Equidad de Género, impulsada por la Red Colombiana de Masculinidades por la equidad de género, fijada el 19 de agosto para promover la igualdad entre hombres y mujeres géneros, y como lo explica Javier Omar: «hacer conciencia de los parámetros que la cultura ha impuesto y que han influido en la violencia contra las mujeres y entre los hombres».

Aquí queremos destacar seis experiencias de Antioquia y Bogotá.

1. Colectivo de Hombres y Masculinidades

Una de las organizaciones que lleva más tiempo en la movilización de la construcción de referentes alternativos de masculinidad en Colombia es el Colectivo Hombres y Masculinidades. Esta agrupación realiza actividades de investigación, capacitación y activismo desde 1996 en Bogotá y otras ciudades del país.

Con su ejercicio han cuestionado los patrones de género, sobre todo los de la masculinidad tradicional, «como una propuesta política para abordar fenómenos de agresividad y maltrato, violencias de género, sexismo, homofobia, vulneración de derechos de las mujeres, y en general, situaciones que están asociadas a las maneras como hombres y mujeres viven su condición de género y sus relaciones».

Este colectivo tiene un sitio web colectivohombresymasculinidades.com y también se encuentra en redes sociales como Facebook.

2. Masculinidades Sentipensantes

Es un colectivo de estudiantes de la Universidad Nacional de Bogotá, que nace de la  preocupación por los casos de acoso sexual hacia estudiantes y que impactan directamente a la comunidad universitaria. Frente a estas situaciones, el colectivo Masculinidades Sentipensantes propone un espacio de diálogo para incentivar la participación de los hombres en los debates sobre acoso y que se convirtiera en una realidad que los interpele.

Felipe Giraldo Sánchez, integrante de Masculinidades Sentipensantes señala que «se empieza a conformar un grupo de hombres con el interrogante de qué tenemos qué decir respecto al acoso y a las violencias, y cuál es nuestra responsabilidad en eso; así empezamos a planear estrategias comunicativas, sesiones de estudio y de reflexión, talleres y cine foros, entre otras iniciativas».

«Decidimos retomar la categoría de sentipensante para hacer referencia a Orlando Fals Borda como un modelo alternativo de masculinidad que busca recuperar el universo vocabular, las charlas en la cotidianidad, las historias de vida, buscando que sea una apuesta muy pedagógica, didáctica y fluida de gente del común» agrega Felipe, quien junto a Francisco Gómez Ayola continúan enfrentando los retos que implican este proceso,  porque es difícil que los hombres cuestionen su propio género y se transformen.

3. Colectivo Nuevas Identidades Masculinas

Tomada del Facebook de Escuela de Experiencias Vivas

Desde el 2005, algunos hombres rurales y urbanos del suroeste antioqueño, conforman el Colectivo Nuevas Identidades Masculinas con la necesidad de convertirse en «hombres sensibles consigo mismos, con las mujeres, con la niñez, con otros hombres, con la naturaleza; hombres con capacidad crítica de sus prácticas personales y de la cultura patriarcal dominante».

Aicardo de Jesús Villa, coordinador del Colectivo de Nuevas Identidades Masculinas del suroeste antioqueño dice que el grupo está «integrado por hombres de diferentes municipios de la subregión; el colectivo trabaja para lograr el desarrollo de la misma, con equidad de género y libre de violencias hacia las mujeres y las niñas. Es importante aclarar que estas propuestas que surgen de la iniciativa de algunos hombres tienen en su mayoría bases teóricas, alianzas y apoyo de los movimientos de mujeres».

En ese sentido han realizado campañas de autocuidado, por la equidad de género, por una vida libre de violencias para las mujeres, sobre relaciones de solidaridad entre hombres y para el cuidado del territorio.

4. Manes a la Obra MAO

Es un colectivo de hombres con casi dos años de trayectoria, que se unieron por la necesidad de trabajar por un despertar de consciencia masculina, «pues nos hemos dado cuenta que el generador de las violencias de género son principalmente los hombres, por eso vimos necesario trabajar directamente con hombres y para los hombres» cuenta Gabriel Saavedra Plazas integrante del Colectivo de Manes a la Obra. 

Dentro de sus iniciativas para llevar a la acción la deconstrucción de la masculinidad hegemónica y la exploración colectiva de otras formas posibles de ser hombres que aporten a culturas de paz, Manes a la Obra usa como principal estrategia los Laboratorios Creativos de Hombres y Masculinidades, en donde desarrollan «procesos experienciales, fundamentados en el juego, los lenguajes artísticos y herramientas de desarrollo personal, para repensarnos como hombres en colectivo, pero también de manera individual, ya que no pretendemos imponer ningún modelo de hombre a seguir; somos conscientes y entendemos que cada hombre es libre de explorar su masculinidad» añade Gabriel.

El Colectivo Manes a la Obra tiene como objetivos prevenir y denunciar las violencias basadas en género que sufren especialmente las mujeres, identificar las violencias y las consecuencias que genera el patriarcado sobre hombres no hegemónicos y propiciar el surgimiento de formas alternativas de ser hombres en diferentes ámbitos sociales.

5. Caballito de Mar

Es una apuesta en la que el comunicador social y periodista Andrés Marín Correa, a través de una intervención creativa, propone revisar los impuestos culturales acerca del género, y entrecruza el hombre proveedor, guerrero e insensible con hombres sensibles y creativos, en un montaje y un talleres que abrió para otros hombres de escuelas, empresas y centros comunitarios de la ciudad de Medellín.

Esta propuesta pedagógica para explorar las masculinidades alternativas, retoma el Caballo de mar debido a que en esta especie es el macho quien se ocupa del desarrollo de los huevos. «Esta es una bella metáfora que tomo prestada de la naturaleza para re-significar la masculinidad y sobre todo la forma en la que nos relacionamos desde nuestro género, un mundo tan diverso que no puede separarse en dos.  No somos hombres o mujeres, no somos masculinos o femeninos; somos seres dotados de capacidad creativa, de pensamiento y de diversidad», dice Andrés.

6. Círculo de Masculinidades de la REDAJIC

El Círculo de Masculinidades es un encuentro en el que jóvenes de la Red Ambiental y Cultural Juvenil Intercorregimental (Redajic) de Medellín, vienen construyendo desde febrero del 2019 con el interés de explorar reflexiones sobre las nuevas masculinidades, Mario Calle Vitola explica que «con las preguntas sobre qué significa ser hombre y qué nos hace sentir masculino, queremos que el proceso sea transversal a la vida y al cuerpo, y que también se pueda reflejar en la cotidianidad de cada quien y en cómo le apostamos a unas resistencias en el espacio público y la familia, para otra forma de relacionamiento, es decir, hacer afrenta a las violencias de género y contra la vida».

La relación masculinidades-ambiente, ha sido fundamental en sus reflexiones debido a que parten de los principios políticos de la Redajic que son: Pacifismo, feminismo y ambientalismo. Mario dice que «para hablar de ambiente y masculinidades hay que poner sobre la mesa las formas en las que se ha concebido este relacionamiento, como que por ser hombre entonces se tiene derecho al poder y, con esto, a dominar la vida, lo que ha dado origen, de cierta manera, a pensar que la naturaleza es una posesión. Por eso, se hacen necesarias otras formas de relacionamiento que apunten, además, a concebir a las diferentes expresiones de vida como merecedoras de respeto y cuidado».

Masculinidades: ¿Qué hay de nuevo, viejo?

Compartir:

Déjanos tu opinión